lunes, 3 de octubre de 2011

el vértigo me viene cuando llego



El vértigo me viene cuando llego
a tu pubis. Desfallezco entre tus
ojos verdes, tu sonrisa de luna,
tus pechos ardientes, tu fino vientre…

El vértigo llega en la nube;
donde tomo un respiro y me acuesto.
Alzo mis ojos, veo lo hermoso del
paisaje recorrido, tu luna en sol
convertido… y miro al suelo, y aún me queda
la mitad del camino… ¡Vértigo!

Bendita sensación… dejemos la tranquilidad
aparcada en la almohada…
abortemos el vertiginoso descenso,
dejémonos llevar… ya volveré
a acostarme, y tú me abrazarás…
            en calma.


            “Shutter Island”

2 comentarios:

  1. Ummmmm deliciosos versos. Nunca el vértigo fue tan excitante.

    Un besote.

    ResponderEliminar

gracias por gritar en silencio